Sólo hay un olor que puede competir con el olor a tormenta: el olor a madera del lápiz. (Ramón Gómez de la Serna)

[yarpp]